Latest Entries »

Cuesta creer…

Que en escasamente un año, nuestro sistema público de sanidad (envidia de muchos otros países) universal y gratuito para quien lo necesite utilizar, se está yendo por el desagüe, sencillamente porque politiquillos de bajo pelaje, en aras de intereses privados, han decidido tirar de la cadena.

Que en ese escaso margen de tiempo, nuestro sistema de educación haya caído en un agujero negro, y esté trayendo los años cincuenta al siglo XXI.

Que mientras nuestros gobernantes rescatan bancos quebrados (por desfalcos y nefastas gestiones por parte de sus directivos) con el dinero de todos, esos mismos bancos están echando a gente de sus casas, porque esta estafa de crisis fabricada a son de los poderosos, les ha dejado sin empleo y por tanto sin la posibilidad de pagar sus hipotecas.

Que cuando la gente, en su legítimo derecho, sale a la calle a ejercer el único recurso que tiene, el del pataleo, los apoltronados nos devuelvan a principios del siglo pasado, criminalizando las “izquierdas” y las protestas, atemorizando al personal de palabra y obra…

O quizá no cuesta tanto de creer…

Con estas mimbres, no sería difícil repetir negros capítulos de nuestra reciente historia. Historia, que si repasamos un poquito, nos devolverá una imagen con demasiadas semejanzas…

La única diferencia es que ahora es mas difícil ocultar la basura bajo las alfombras… y que los ciudadanos quizá seamos solo un poquito menos fáciles de manipular… Pero por otro lado, esto no nos pone del todo a resguardo de “salvapatrias”, que de eso, lamentablemente, creo que si vamos sobrados en este país.

Anuncios

Había cumplido medio centenar de años (Ufff, como suena eso), y cuando con la mirada del alma oteaba hasta donde su memoria alcanzaba, solo veía  una estrecha senda escoltada por temores, salpicada por las mismas piedras, desdibujada por fuerzas en pugna…

Y sintió una enorme tristeza al comprender que jamas llegaría a ser maestro de las pequeñas cosas que dan sentido a la vida, que pintan de alegres colores los días grises, que dan sabor a la insipidez del tiempo. Todo lo mas que se sentía, era un eterno aprendiz, porque ahora que el tiempo le había entregado el libro de las teorías, a cambio le había arrebatado el sentido de saborearlas.

Tan solo el reflejo de su mirada en los lindos ojos de su gran amor, era capaz de darle momentos de plenitud, de sosiego, y por qué no decirlo, de esperanza…

 

Idiosincrasia nipona…

Hace un par de días, ojeando un diario nacional en busca de información sobre el terremoto y posterior tsunami ocurrido en Japón, hace ya casi un mes, tan solo encontré una pequeña reseña sobre el desastre nuclear en Fukushima. Resulta casi obsceno (o sin casi) como a pesar de la magnitud de la desgracia que esta sufriendo en pueblo japones, prácticamente ha desaparecido de los medios. La verdad, no se porque me sorprende. Al final, las noticias son una pieza más en el engranaje de la vorágine del consumo en que estamos sumidos. Lo ocurrido ayer, hoy ya no interesa. Aunque el hecho de que no me sorprenda, no quiere decir que esté de acuerdo con que las cosas funcionen así.

Antes de continuar, y aunque sean palabras un tanto denostadas por el vanal uso que de ellas solemos hacer, vaya mi solidaridad y admiración con el pueblo japones. Dicho esto, he de manifestar una cierta “decepción” de la imagen que las culturas orientales en general y en particular la japonesa me ofrecían, siempre mas del lado del espíritu, de la naturaleza. No sabía ni imaginaba que en Japón podía haber 55 reactores nucleares en funcionamiento, bueno ahora deben ser 49. Precisamente el único que ha sufrido en sus propias carnes la barbarie de un ataque nuclear, va y apuesta de esa manera por ese insensato y peligroso tipo de energía. Me pregunto donde podrían estar situados si parte de su enorme potencial lo hubiesen dedicado a desarrollar energías renovables…

Volviendo a la noticia que encontré ayer en la prensa, me dejó perplejo leer que la compañía “explotadora” de Fukushima, planea arrojar al mar 11.500 toneladas de agua que contienen los reactores (de baja radio actividad según dicen). No hace falta ser ningún experto para saber que hacer eso como abrir una caja de pandora cuyas consecuencias ignoramos. Digo yo, no seria mejor almacenarla y tratarla si es posible hacerlo. Todo esto sin contar la que se esta vertiendo “accidentalmente”. Me parece realmente grave porque la radiactividad puede pasar a la cadena alimenticia y hay especies que viajan miles de kilómetros. Y esto no será fácil de cuantificar. No se porque pensaba que los japoneses eran mas “sensatos”. Pero que ingenuo, olvidaba que el enorme poder del dinero para acallar “sensateces”.

Bajo mis pies…

…discurren los pasos del tiempo que inadvertidamente van dejando jirones de pensamientos. Pensamientos que como afiladas esquirlas de metal se van clavando en los mas recónditos entresijos de mi aplanada ánima.

 Ensoñaciones de paraísos que quedaron anclados en los mas bellos paisajes de mi camino, revolotean al son de conmovedoras melodías. Espejismos desdibujados se engarzan en los bordes de ancestrales impulsos.

Y en mi lánguido transitar, la alargada sombra de aquello que no quisiera ser, a cierta distancia ojea mis movimientos entre agitadas olas.

Y he de respirar hondo para que el frescor de su dulce mirar inunde los pliegues de mi retorcido pulso. 

Y existen suaves brisas mudadas en vendavales que a fuerza de soplar no hacen sino endurecen mis raíces.

Y ya se han hecho viejos los árboles que escoltan la senda del tiempo que resbala bajo mis pies…

Me pregunto como pueden existir personajes que ejerciendo, en un momento de su vida, de presidente del gobierno, para referirse a eta, en alguna ocasión utilizase el término “movimiento vasco de liberación”, proclamase el perdón  y la negociación, venga ahora a darse golpes de pecho hablando de deslealtades, de mentiras (después de lo que “llovió” del 11-M)… Y que el resto de su partido otorgue valor a unos papeles escritos por terroristas… Realmente resulta vomitivo.

Puede que algunos de los que puedan llegar a leer estas líneas me estén colgado la etiqueta de defensor del partido en el gobierno. Pues si es así, me temo que  va algo descaminado. Quien suscribe es simplemente un ciudadano mas, harto y mas que harto de sufrir la pantomima que es esta democracia que nos venden nuestros políticos, sean del color que sean y que no están mas que al servicio del poder del dinero.  Solo hay que mirar la cantidad de miles de millones de los contribuyentes que han ido a pagar el agujero de los bancos que llevados por su codicia han creado.

Como ejemplo de esta pantomima, podemos empezar por la ley electoral que nos asiste. Por el funcionamiento interno nada democrático de los partidos políticos. Por despilfarrar descaradamente el dinero público, desde el mas pequeño ayuntamiento, pasando por diputaciones (que me pregunto que sentido tiene a estas alturas), autonomías (sea quien sea que las gobierne), y todo el resto de organismos públicos; por mantener a toda costa los privilegios de la clase política (ellos son los únicos que pueden cobrar varios sueldos de la administración, ser compatibles a la vez con sueldos de la actividad privada, pensiones vitalicias…etc),

Seria interminable citar desmanes, mentiras, hipocresías, deslealtades de uno u otro signo… No entiendo como la gente, en general está tan dormida, creyendo a pie juntillas las mentiras, propuestas difusas, falsas promesas que el “cacique” de turno soflama desde el púlpito.

Se me viene a la cabeza las declaraciones del presidente de la comunidad de Murcia, anunciando las intenciones de su partido, al decir que lo “de gratis total” no puede continuar, que los ciudadanos deben asumir un porcentaje en el coste de los servicios básicos públicos, educación, sanidad. Pero vamos a ver, que ocurre, que estos servicios los pagan los políticos de su bolsillo?… Estos servicios ya los pagamos entre todos los ciudadanos, al igual que sus sueldos. El problema está en la Gestión, en no despilfarrar, no en tener que recortar o sangrar aún mas al ciudadano. Y es que al final, en todo esto quien pierde? los de siempre, las personas de menos recursos, que no podrán acceder a esos servicios básicos.

Pido disculpas por el cierto desorden de ideas en la exposición,pero es que esta situación a la que nos han conducido, los bancos, los especuladores, esas agencias de calificación (copartícipes en este desastre financiero)…me tiene muy cabreado. Y lo peor de todo, es que vuelvo a repetir… la mayoría de los “mortales” estamos adormecidos, anestesiados por medios de comunicación, por el consumismo salvaje, por la publicidad subliminal, por el uso del poder económico de nuestros rasgos psicológicos para “inducirnos” al servicio de sus intereses.  

Creo que para darles un serio aviso, el voto útil es el  VOTO EN BLANCO. Y por que?… Porque los que están gobernando, insisto, en lugar de como primer medida, erradicar el despilfarro, gestionar con pulcritud los recursos públicos, dar ejemplo siendo ellos los primeros en apretarse el cinturón, etc.etc, pues bajan el sueldo a funcionarios, congelan las pensiones, recortan gastos sociales… Y los aspirantes a gobernantes, tan solo se hacen demagogia barata (ahora quieren parecer los defensores de la clase obrera. Habrá quien los crea? por desgracia creo que sí), desgastar el gobierno, mentir, mentir y frotarse las manos porque como para sus bolsillos no hay crisis, cuanto peor vaya la economía (o peor hagan ver que va) pues mas posibilidades de sentarse en la  poltrona.

…pero a cambio cedemos el poder de manejar nuestras vidas, si he dicho bien, de manejar nuestras vidas a cuatro listillos que ven en la politica el camino ideal para engordar sus barrigas a cambio de someterse a los dictados del poder del dinero.

Si te paras a pensar un poquito, te das cuenta la pasmosa facilidad con que nos dejamos convencer y manerjar. Ahora que tenemos elecciones a la vista, basta con propagar eslogans como “por el empleo”, hacer declaraciones como “nuestro objetivo es empleo, empleo,empleo y bienestar de los ciudadanos”… y oyes que tienen 120 medidas y enumeran tres con ambigüedades tales como “nuevo modelo de financiación local”, creación de una línea de crédito ICO (eso me suena),medidas para afrontar al pago de las deudas (que medidas, me pregunto. A lo mejor van a prescindir de sus prevendas, de coches oficiales, se van a quedar con un solo sueldo, van a gestionar mejor las adjudicaciones)… en fin, que con cuatro palabritas de nada nos “limpian” el voto, y despues, en los próximos cuatro años, si te he visto no me acuerdo.

Mentes prodigiosas…

…como la del director de informativos de la cope, Sr. Villa, que como argumento pro.nuclear, afirma que de igual manera que por el incendio del edificio Windsor en Madrid, no se prohibió la construcción de rascacielos, de igual manera, por este accidente nuclear ocurrido en Japón, no es lógico dar marcha atrás a la energía nucleas. Sencillamente “prodigioso”.

El miedo…

…como sabemos es un mecanismo de defensa y supervivencia del reino animal (incluido, por supuesto el ser humano) que junto a otros instintos básicos, permite la continuidad de las especies. Pero de manera muy especial, en el homo sapiens, el miedo, debidamente manejado, resulta además, (entro otros, como la religión) un excelente  método de control. Basta con echar una ojeada a la historia para encontrar miles de ejemplos. Cuanto mas atrás miremos , los métodos para inculcarle eran menos sutiles y basados casi exclusivamente en la violencia.

Lógicamente, en nuestra “avanzada sociedad”, algunos métodos se han ido sofisticando, otros en cambio han variado poco.

Habitamos en la llamada “sociedad de la información” y es cierto. Nunca antes fue tan fácil y accesible comunicarse. Por eso, ahora también es mas fácil y mas rápido propagar el miedo. En este momento me viene a la memoria la famosa pandemia de Gripe “A”. Basta que una noticia (real o inventada, o verdad a medias) aparezca reiteradamente en “primera plana” en los medios de comunicación para que el efecto deseado se extienda como una pandemia.

Ahora vivimos inmersos en una crisis económica que puede ser un claro ejemplo  de esto. Dejando de lado un análisis de sus causas (eso se lo dejo a los “tertulianos” de turno) ya que soy un lego en macro economías, lo que si tengo claro, es que un porcentaje muy alto de la gravedad de esta situación, tiene su origen en las grandes dosis de miedo que nos hacen llegar cada día a través del “cuarto poder”… claro que al final de todo solo hay un único poder… El Dinero, que compra voluntades, doblega resistencias, adormece conciencias, esparce desigualdades, fomenta ignorancias…

El mensaje…

…al llegar, produjo una leve vibración, alertando de su entrada a Oscar, justo en el momento en el que la tensión de la reunión le tenía al borde de perder los nervios. 

Desde el fallecimiento de su padre, él y sus cuatro hermanos, no eran capaces de ponerse de acuerdo sobre el destino de la casona que habían recibido en herencia.

Oscar ya no sabía como argumentar a sus hermanos que el deseo de su padre era que la casa continuase perteneciendo a la familia. Agotado y en clara minoría, salió con la idea de ceder ante la presión del resto de la familia.

Mientras conducía de regreso a su casa, sintió la necesidad de respirar un poco de aire puro. Cuando se dió cuenta, se encontraba frente a la cancela de la casona. Bajó del coche para caminar un rato, en ese instante recordó que había recibido un mensaje y con un gesto automático busco su móvil en el que se podía leer “un mensaje nuevo”. Al abrirlo el color abandonó su cara. No podía ser cierto lo que estaba leyendo… “Hijo mío, no permitas que tus hermanos vendan la casona”… El mensaje había sido enviado desde el móvil de su padre. Pero, no era posible, si el mismo había cancelado la línea hacía apenas un par de semanas.

    

…los recursos públicos? Cada vez que escucho a políticos, creadores de opinión (léase tertulianos), medios de comunicación… hablar, sentar cátedra sobre la crisis, me hago la misma pregunta: Por que nadie habla de “Mejor Gestión”. Será un tema “tabú”? Porque desde luego, pienso que a poca gente se le escapará (porque quien mas, quien menos, por una u otra vía sabe de casos concretos) lo mucho que se malgasta el dinero público.

Y no me refiero a los casos mas llamativos de corrupción (que también), sino a malas gestiones, del día a día,  como equipar un nuevo edificio haciendo separaciones de espacios de trabajo por armarios anclados y a la hora de poner el mobiliario se dan cuenta de que no hay espacio suficiente y otros tantos miles de euros en mover y redistribuir los armarios, o volver a acondicionar un baño para minusválidos (mas de 30.000 euros) porque nadie se ha dado cuenta de cumplir la normativa, o hacer rotondas de 250.000 euros, o renovar mobiliario porque sí, o tantas y tantas dietas vagamente justificadas, cursos impartidos para obtener sobresueldos, adjudicación de obras menores a precios desorbitados,  o reuniones de trabajo organizadas en Canarias, coches y mas coches oficiales,… etc, etc, etc.  Y luego llega algún político de turno y nos dice que han hecho un plan para ahorrar en folios (que me parece bien, pero eso, ademas de  ser el chocolate del loro, es tomarnos un poco por lelos).

Sin ser ningún experto, estoy seguro que si todas las Administraciones y organismos públicos, utilizasen el capital público, no voy a decir con pulcritud, si no tan solo con un poquito mas de “miramiento”, no serían necesarios muchos de los recortes en servicios y prestaciones que estamos sufriendo.

En fin, que siempre tenemos que ahorrar, apretarnos el cinturón y salvar las situación los mismos, porque como decía un viejo conocido… “las patatas son siempre para el comité”.

Pero si al final somos nosotros los que pagamos… ¿no podríamos cambiarlo?